ANUNCIO

Longevidad: la actividad física en la edad media y avanzada es crucial

Un estudio muestra que realizar actividad física a largo plazo puede ayudar a los adultos de mediana edad y mayores a reducir su riesgo de enfermedades y mortalidad. El beneficio de ejercicio es independiente de los niveles previos de actividad física cuando la persona era más joven.

Las pautas de la Organización Mundial de la Salud recomiendan 150 minutos por semana de intensidad moderada la actividad física para mantener una buena salud. Varios estudios han demostrado que el nivel de actividad física está relacionado con el riesgo de enfermedades por todas las causas, enfermedades cardiovasculares, riesgo de muerte y cáncer. Aunque no se han realizado muchas investigaciones para comprender cómo los cambios a largo plazo en los niveles de actividad física pueden afectar la salud de la población en general.

Un nuevo estudio publicado el 26 de junio en BMJ ha investigado los efectos a largo plazo de ser físicamente activo durante la mitad y edad avanzada. El estudio incluyó datos de 14,499 hombres y mujeres (de 40 a 79 años) del estudio de Investigación Prospectiva Europea sobre Cáncer y Nutrición-Norfolk (EPIC-Norfolk) realizado entre 1993 y 1997 en el Reino Unido. Todos los participantes fueron analizados en busca de factores de riesgo al inicio del estudio, luego tres veces en 8 años y cada participante fue seguido durante 12.5 años adicionales. El gasto energético de la actividad física (PAEE) se calculó a partir de cuestionarios autoinformados y se combinó con los movimientos y la monitorización cardíaca. La variedad de actividad física incluyó primero, el tipo de trabajo/trabajo que realizaba la persona (oficina sedentaria, trabajo de pie o físicamente tareas laboriosas) y, en segundo lugar, actividades de ocio como ciclismo, natación u otras formas de actividades recreativas.

Después de sopesar la actividad física y otros factores de riesgo generales (dieta, peso, antecedentes, presión arterial, colesterol, etc.), el análisis mostró que el aumento de los niveles de actividad física, incluso si se inició desde la mediana edad, se asoció con un menor riesgo de muerte. Cada aumento de 1kJ / kg / día por año en PAEE se asoció con un 24% menos de riesgo de muerte (por cualquier causa), un 29% menos de riesgo de mortalidad cardiovascular y un 11% menos de riesgo de muerte por cáncer. Estos datos fueron independientes de si la persona era físicamente activa o no cuando era más joven o antes de la mediana edad. Las personas que ya eran muy activas físicamente pero que aumentaron aún más su nivel de actividad tenían un 46 por ciento menos de riesgo de mortalidad.

El estudio actual se realizó a gran escala, con un seguimiento prolongado y un seguimiento repetido de los participantes. El estudio muestra que si los adultos mayores y de mediana edad se vuelven más activos físicamente, pueden cosechar longevidad beneficios independientemente de la actividad física anterior y los factores de riesgo establecidos e incluso si tienen una afección médica. Este trabajo apoya los beneficios para la salud de la actividad física en general y también sugiere que el mantenimiento de la actividad física durante la mitad de la vida puede ser beneficioso.

***

{Puede leer el trabajo de investigación original haciendo clic en el enlace DOI que figura a continuación en la lista de fuentes citadas}

Fuentes)

Mok, A. y col. 2019. Trayectorias de actividad física y mortalidad: estudio de cohorte poblacional. BMJ. https://doi.org/10.1136/bmj.l2323

Equipo SCIEU
Equipo SCIEUhttps://www.ScientificEuropean.co.uk
Scientific European® | SCIEU.com | Avances significativos en la ciencia. Impacto en la humanidad. Mentes inspiradoras.

Suscríbase a nuestro boletín informativo

Para actualizarse con las últimas noticias, ofertas y anuncios especiales.

Artículos Populares

Arqueólogos encuentran espada de bronce de 3000 años de antigüedad 

Durante las excavaciones en Donau-Ries en Bavaria en Alemania,...

La bioimpresión 3D ensambla tejido cerebral humano funcional por primera vez  

Los científicos han desarrollado una plataforma de bioimpresión 3D que ensambla...

Antibiótico Zevtera (Ceftobiprole medocaril) aprobado por la FDA para el tratamiento de CABP, ABSSSI y SAB 

El antibiótico cefalosporínico de quinta generación de amplio espectro, Zevtera (Ceftobiprol medocaril sódico Inj.)...
- Publicidad -
94,364VentiladoresMe gusta
47,650SeguidoresSeguir
1,772SeguidoresSeguir
30AbonadosSuscríbete