ANUNCIO

BrainNet: el primer caso de comunicación directa 'cerebro a cerebro'

CIENCIASBIOLOGÍABrainNet: el primer caso de comunicación directa 'cerebro a cerebro'

Los científicos han demostrado por primera vez una interfaz de "cerebro a cerebro" de varias personas en la que tres personas colaboran para completar una tarea a través de la comunicación directa "cerebro a cerebro". Esta interfaz llamada BrainNet allana el camino para la colaboración directa entre cerebros para resolver un problema.

Una interfaz cerebro-cerebro en humanos es de donde proviene el contenido. neural las señales se extraen de un 'remitente' y se envían a un 'receptor' cerebro mediante tecnología digital para permitir comunicación cerebro a cerebro. Una interfaz cerebro-cerebro puede extraer y entregar utilizando técnicas de neuroestimulación y de imágenes cerebrales. Métodos no invasivos llamados electroencefalografía (ECG) y la estimulación magnética transcraneal (TMS) se utilizan para registrar la actividad cerebral y enviar información al cerebro, respectivamente. El concepto de interfaz cerebro-cerebro ha estado disponible en teoría durante algún tiempo, sin embargo, el concepto en su totalidad nunca se ha demostrado hasta ahora.

Un nuevo estudio publicado el 16 de abril en Naturaleza revista Informes científicos ha demostrado por primera vez una interfaz cerebro-cerebro de varias personas, llamada 'BrainNet'- de tres personas se comunicaron y resolvieron una tarea / problema juntas mediante el uso de la comunicación directa de cerebro a cerebro. Los tres participantes: Sender 1, Sender 2 y Receiver trabajaron en una tarea colaborativa: un juego similar al Tetris. Los tres participantes estuvieron presentes en diferentes salas en todo momento y no hubo comunicación entre ellos, es decir, no pueden verse, oírse ni hablarse entre ellos. Tanto el receptor como los emisores cuentan con tecnologías ECG y TMS, eliminando así por completo la necesidad de cualquier movimiento físico.

En este juego similar al Tetris, se muestra un bloque en la parte superior de la pantalla y este bloque debe colocarse correctamente en la parte inferior para completar una línea. El remitente 1 y el remitente 2 pudieron ver el juego (el bloque y la línea en la parte inferior) pero no pudieron controlar el juego. El receptor que estaba jugando el juego y tenía control total sobre él solo podía ver la línea en la parte inferior, pero no sabía cómo reposicionar el bloque. Para completar con éxito el juego, el receptor tuvo que buscar ayuda del remitente 1 y del remitente 2 para obtener la información restante. Esto se lograría mediante la comunicación directa de cerebro a cerebro utilizando BrainNet.

Al comienzo del experimento, el juego se mostró al remitente 1 y al remitente 2 en una pantalla de computadora. Ambos deciden entonces cómo se debe rotar el bloque. La pantalla mostró un 'Sí' y 'No' con luces LED parpadeando 17 veces y 15 segundos por segundo respectivamente. Cuando los remitentes tomaron la decisión de "rotar o no rotar" el bloque, se concentraron o miraron fijamente la luz correspondiente. Las luces que parpadean en un patrón diferente pueden desencadenar tipos únicos de actividad eléctrica en el cerebro que registra su equipo de cabeza de ECG. La computadora proporcionó información en tiempo real para mostrar su elección moviendo un cursor a la opción deseada. Esta selección luego se traduce en un 'Sí o un' No '.

A continuación, la información de los remitentes debe entregarse al receptor. Si la respuesta fue "Sí" (gire el bloque), el receptor vio un destello de luz brillante. Alternativamente, cuando fue 'No', el Receptor no vio ninguna luz. La decisión de los remitentes se envía directamente al cerebro del receptor mediante la estimulación magnética transcraneal. Luego, el Receptor integra la información recibida del Remitente 1 y el Remitente 2. El Receptor también usaba un casco de ECG, tan similar a los Remitentes, el Receptor toma una decisión directamente desde su cerebro sobre si rotar el bloque o no. El receptor ahora llena con éxito la línea en la parte inferior y completa el juego.

Un total de 5 grupos (con 3 participantes cada uno) completaron con éxito la tarea BrainNet. En un total de 16 rondas del juego, cada grupo llenó la línea al menos el 81 por ciento del tiempo, es decir, en 13 intentos. Los investigadores evaluaron el rendimiento de BrainNet inyectando ruido a través de falsos positivos, etc. Se vio que Receiver aprendió a confiar en el remitente más confiable basándose únicamente en la información transmitida a su cerebro, tal como sucede en las interacciones y comunicaciones sociales de la vida real.

La interfaz cerebro-cerebro que BrainNet describe en el estudio actual allana el camino para el futuro de las interfaces cerebro-cerebro donde los cerebros interconectados de más de una persona podrían trabajar en colaboración para resolver problemas que no pueden ser resueltos por una sola persona.

***

{Puede leer el trabajo de investigación original haciendo clic en el enlace DOI que figura a continuación en la lista de fuentes citadas}

Fuentes)

Jiang, L. y col. 2019. BrainNet: una interfaz cerebro-cerebro de varias personas para la colaboración directa entre cerebros. Informes científicos. 9 (1). http://dx.doi.org/10.1038/s41598-019-41895-7

Equipo SCIEU
Equipo SCIEUhttps://www.ScientificEuropean.co.uk
Scientific European® | SCIEU.com | Avances significativos en la ciencia. Impacto en la humanidad. Mentes inspiradoras.

Suscríbase a nuestro boletín

Para actualizarse con las últimas noticias, ofertas y anuncios especiales.

- Publicidad -

Artículos Populares

La masa de los neutrinos es inferior a 0.8 eV

El experimento KATRIN encargado de pesar neutrinos ha anunciado...

Enfermedad de Alzheimer: el aceite de coco disminuye las placas en las células cerebrales

Los experimentos con células de ratones muestran un nuevo mecanismo que apunta ...

Alemania rechaza la energía nuclear como opción verde

Ser libre de carbono y nuclear no va a...
- Publicidad -
99,772VentiladoresMe gusta
69,708SeguidoresSeguir
6,319SeguidoresSeguir
31SuscriptoresSuscríbete