ANUNCIO

Una actualización en la comprensión de la enfermedad del hígado graso no alcohólico

El estudio describe un mecanismo novedoso involucrado en la progresión de la enfermedad del hígado graso no alcohólico y destaca que la proteína Mitofusina 2 tiene el potencial de ser un posible modelo de tratamiento.

No alcohólico hígado graso la enfermedad es la más común hígado Condición que afecta a personas que beben muy poco o nada de alcohol. Afecta al 25 por ciento de la población mundial y es bastante frecuente en los países desarrollados. La afección se caracteriza por una acumulación de grasa adicional en las células hepáticas que conduce a diferentes disfunciones hepáticas. Esta condición es difícil de diagnosticar en una etapa temprana. No hay tratamiento disponible para las grasas no alcohólicas. hígado enfermedades y los médicos generalmente recomiendan perder peso. En una forma grave de esta enfermedad llamada esteatohepatitis no alcohólica (EHNA), la acumulación de grasa se acompaña de inflamación, muerte celular y fibrosis.

Un estudio publicado en Celular el 2 de mayo de 2019 propone una nueva posible diana terapéutica para el tratamiento de las grasas no alcohólicas enfermedad hepática. Los investigadores han identificado una proteína mitocondrial llamada mitofusina 2 que podría ser uno de los factores que pueden brindar protección contra esta afección. En su estudio vieron que los niveles de proteína mitofusina 2 eran bajos en pacientes que padecían NASH, como se ve en sus hígado biopsias. Los niveles más bajos estuvieron presentes incluso en las primeras etapas de NASH, lo que indica que esta enfermedad se desarrolla cuando la proteína mitofusina 2 disminuye en las células del hígado. Se observó un escenario similar en células hepáticas de un modelo de ratón de hígado graso no alcohólico enfermedad. En ratones, la disminución de los niveles de mitofusina 2 fue responsable de la inflamación hepática, el metabolismo anormal de los lípidos, hígado fibrosis y cáncer de hígado.

En experimentos llevados a cabo en un modelo de ratón de NASH, los ratones se colocaron bajo una dieta de pienso durante 2 semanas y se inyectaron por vía intravenosa en ratones adenovirus que codifican la proteína Mitofusina 2. El virus se modificó específicamente para expresar artificialmente las proteínas. Los hígados de estos ratones se analizaron después de 1 semana. Los resultados mostraron que se observó que la condición de NASH mejoraba en ratones con una mejora significativa en el metabolismo de los lípidos.

Experimentos detallados revelaron que la proteína de membrana mitofusina 2 se une directamente y ayuda a la transferencia de fosfatidilserina (PS), que se sintetiza principalmente en el retículo endoplásmico (RE). La mitofusina 2 extrae PS en membranas, lo que permite la transferencia de PS a las mitocondrias, donde la PS se convierte en fosfatidiletanolamina (PE) para enviarse a sala de emergencias para producir fosfatidilcolina. Una deficiencia de mitofusina 2 provoca una reducción en la transferencia de PS desde el RE a las mitocondrias, lo que altera el metabolismo de los lípidos. Esta transferencia defectuosa provoca estrés en la sala de emergencias y causa cáncer y síntomas similares a los de NASH. Estaba claro que la mitofusina 2 hepática se regula negativamente en el hígado humano durante la progresión de la esteatosis simple a NASH. El estudio describe una nueva función de Mitofusin 2 en el mantenimiento del metabolismo de los fosfolípidos. El vínculo entre la mitofusina 2 y los fosfolípidos es particularmente importante porque puede influir en las propiedades antioxidantes, antiinflamatorias, antifibróticas y en varias funciones dependientes de la membrana. La reexpresión de mitofusina 2 en ratones con dieta chow mejoró la hígado enfermedad.

El estudio actual describe un nuevo mecanismo no informado previamente para el desarrollo de la enfermedad del hígado graso no alcohólico y destaca la proteína mitofusina 2 como una posible nueva diana terapéutica para el tratamiento de la enfermedad del hígado graso no alcohólico. hígado enfermedad. Los estudios futuros se centrarán en varios enfoques que podrían mejorar los niveles de mitofusina 2 sin causar efectos secundarios.

***

{Puede leer el trabajo de investigación original haciendo clic en el enlace DOI que figura a continuación en la lista de fuentes citadas}

Fuentes)

Hernández-Alvarez MI. et al. 2019. La transferencia deficiente del retículo endoplásmico-fosfatidilserina mitocondrial causa enfermedad hepática. Celda, 177 (4). https://doi.org/10.1016/j.cell.2019.04.010

Equipo SCIEU
Equipo SCIEUhttps://www.ScientificEuropean.co.uk
Scientific European® | SCIEU.com | Avances significativos en la ciencia. Impacto en la humanidad. Mentes inspiradoras.

Suscríbate a nuestro boletín informativo

Para actualizarse con las últimas noticias, ofertas y anuncios especiales.

Artículos Populares

Proteus: el primer material que no se puede cortar

La caída libre del pomelo desde 10 m no daña...

Pleurobranchaea britannica: una nueva especie de babosa marina descubierta en aguas del Reino Unido 

Una nueva especie de babosa marina, llamada Pleurobranchaea britannica,...

Ola COVID-19 en Europa: situación actual y proyecciones para este invierno en Reino Unido, ...

Europa se tambalea con un número inusualmente alto de...
- Publicidad -
94,250VentiladoresMe gusta
47,616SeguidoresSeguir
1,772SeguidoresSeguir
30AbonadosSuscríbete